El edén de Manzanillo

  • Las Hadas by Brisas es un Resort que nos hace evocar una aldea morisca en un ambiente exótico y mágico

POR MAURO FLORES LEDESMA

Después de un largo confinamiento para resguardarse del COVID-19, donde los niños experimentaron una historia diferente con clases vía remota y los adultos descubrimos que trabajar desde casa es una alternativa que no habíamos valorado con atención, nada mejor que unas vacaciones para que, en pareja o con toda la familia, nos relajemos. Una opción insustituible es el Resort Las Hadas by Brisas, considerado como un edén en Manzanillo.

Desde que salimos del aeropuerto, volando por Aeromar, nos percatamos de las estrictas medidas sanitarias para protegernos: uso obligatorio de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial, sana distancia y más. Los empleados de la aerolínea impecables, ya que agregan careta y guantes. La declaración del estado de salud se hace vía electrónica y la atención sanitaria en tierra y aire es extraordinaria.

En Las Hadas by Brisas los protocolos de higiene también son la regla. Al entrar es obligatorio tomar la temperatura a cada huésped y aplicar gel antibacterial. Las habitaciones se entregan sanitizadas y con sello de garantía. En los restaurantes todos los utensilios están sellados y se mantiene la sana distancia.

¿ALDEA MORISCA?

Las Hadas by Brisas es una obra arquitectónica que surge del sueño o la fantasía de Antenor Patiño, millonario boliviano que radicó en nuestro país en los años 50 y 60. Su construcción blanca y uniforme, con hermosos pasillos, nos hace evocar una aldea morisca en un ambiente exótico y hasta mágico. Es, sin dudarlo, una propuesta única de confort, seguridad, limpieza y un extraordinario servicio que satisface al más exigente.

Sus 232 habitaciones con pisos de mármol blanco que armonizan impecablemente ofrecen comodidad y lujo, según su preferencia. Lo mismo en la Suite Las Hadas, famosa porque ahí se hospedó Bo Derek, durante la filmación de la película “10, la mujer perfecta”, hasta la Suite Minaret, la más lujosa de la propiedad. Si planea la boda del siglo, una reunión de trabajo o una convención, cuenta con los espacios apropiados para cada evento. Sus 65 hectáreas se conjugan en un equilibrio perfecto entre el espacio, el lujo y la diversión.

Para los amantes de las actividades deportivas Las Hadas by Brisas se erige imponente con uno de los mejores y más retadores campos de golf del país, además de sus 10 canchas de tenis, cancha de futbol, gimnasio y todo tipo de actividades marinas.

Si su ideal de relajación es el descanso, cuenta con una de las playas más tranquilas y a pocos metros podrá deleitarse observando peces de colores. Manzanillo es reconocido mundialmente por la pesca del Pez Vela y no solo por ser uno de los puertos comerciales más importantes de América.

HISTORIA FANTÁSTICA

Se cuenta que durante las noches, sobre todo de luna nueva, los navegantes que llegaban a Manzanillo veían siluetas iluminadas que jugaban y bailaban sobre el agua y las bautizaron como Las Hadas. Por su cercanía con el Volcán de Colima, se experimentan microsismos continuamente, los cuales provocan que se mueva el helecho marino y se liberen gases volcánicos, que al contacto con los microorganismos del océano y el reflejo de la luna provocan tal efecto visual, sobre todo entre las 3 y las 5 de la mañana.

DÓNDE COMER

  • Restaurante Legazpi: Cocina internacional. Galardonado con el reconocimiento internacional 4 diamantes por la AAA
  • El Terral: Estilo Steak House, con deliciosos cortes tipo Angus-Choice. Galardonado con el reconocimiento internacional 3 diamantes por la AAA.

CÓMO LLEGAR

  • Viajar por Aeromar es una excelente opción. Desde la Ciudad de México el vuelo hacia Manzanillo dura alrededor de hora y media y son aproximadamente 30 minutos en auto a Las Hadas by Brisas.

Comments are closed.