Renunció Raúl Zurutuza como presidente de la ATCDMX

  • Según los estatutos, el primer vicepresidente Javier Rincón Gallardo queda al frente del organismo

POR MAURO FLORES LEDESMA

Raúl Zurutuza Barclay renunció la mañana de este lunes como presidente de la ATCDMX (Asociación de Tenis de la Ciudad de México), en un reunión virtual que tuvo con su consejo directivo, al cual le envió una carta donde les informa de su decisión.

Apenas cuatro meses duró Zurutuza en el cargo que asumió el 29 de septiembre del año pasado, luego de una Asamblea Ordinaria que se realizó en el Centro Deportivo Chapultepec, donde los 14 clubes asistentes le dieron su respaldo, aunque 12 eran los que tenían derecho a voto.

El lugar de Raúl Zurutuza será ocupado por el primer vicepresidente, Javier Rincón Gallardo, quien de pronto se encuentra con un paquete muy complicado entre las manos.

LA CARTA

La carta que Raúl Zurutuza envió a su consejo directivo, fechada este lunes 8 de febrero, dice textualmente:

Consejo de Administración

Asociación de Tenis de la Ciudad de México

Presentes

Estimados Consejeros, estimados Amigos:

Quiero hacer de su conocimiento que después de analizar y valorar todo lo que ha ocurrido entre la ATCDMX y la actual administración de la FMT, he decidido dar un paso al lado y renunciar a la presidencia de la ATCDMX.

Estoy convencido que la ATCDMX debe de reiniciar su trabajo con la FMT y llegar a un arreglo a la brevedad para su reconocimiento y eventual reincorporación a la actividad federada.

Quiero agradecerles a ustedes y a los clubes afiliados todo su apoyo; estoy consciente que habrá quien piense que estoy dejando el barco sin intentar sacarlo a flote, pero estoy seguro de que el tiempo me dará la razón.

A ustedes y a la ATCDMX, les deseo siempre lo mejor.

Un fuerte abrazo,

Rúbrica de Raúl Zurutuza, acompañado de un número celular y una cuenta de correo electrónico.

IMPOSIBLE NEGOCIAR

No hay ninguna duda, la decisión es responsabilidad absoluta de Raúl Zurutuza, un hombre con amplia trayectoria en el medio tenístico nacional e internacional y que ha logrado un reconocimiento con base en su trabajo y experiencia, sin embargo, sus sutiles palabras reflejan la enorme problemática e impotencia a la que se ha enfrentado, sobre todo desde que ha tenido que lidiar con personajes que hoy ocupan la sede de Miguel Ángel de Quevedo, en busca de negociar el adeudo que la ATCDMX tiene con la FMT debido al incumplimiento de pago por concepto de afiliaciones y que fue el argumento del anterior presidente del organismo, José Antonio Flores Fernández, para inhabilitar a la ATCDMX y a Armando Vega para quitarse “enemigos” del camino, en busca de su malograda reelección.

Lo anterior, resultaría no justo, quizá lógico, si el piso fuera parejo, sin embargo hay asociaciones que “misteriosamente” no cumplen y no pasa nada. Eternamente hemos dicho que las llamadas “cuotas de afiliación” son leoninas y no tienen ningún sustento jurídico porque nadie exhibe un documento donde los asociados hayan firmado de común acuerdo, pero a la FMT le sirven como un gran método de control y cuando favorecen los votos esas cuentas “hasta se perdonan”… siempre ha pasado… cuando no se controla, bueno la ATCDMX es la muestra.

Zurutuza, como dirigente de una de las principales asociaciones del país, resultaba un candidato natural para la silla de la FMT (Federación Mexicana de Tenis), no sabemos si lo hubiera conseguido o no, pero es algo que les quita el sueño a varios apoltronados seudo dirigentes que de súbito se encontraron con un tesoro que no tenían y ahora no piensan salir. El poder se transferirá como herencia maldita. ¡Al tiempo!

Raúl Zurutuza se topó de frente con situaciones que prevalecen desde hace mucho en la cueva de Quevedo: la incongruencia, la cerrazón, el oportunismo, el abuso, el autoritarismo, la voracidad y hoy hasta la calumnia.

Seguramente Zurutuza no quiso mancharse más las vestiduras, ya de por sí ha sido objetivo –como varios más- del escarnio de personajes sin nombre, de esos que en el anonimato ocultan su vileza como seres humanos a través de calumnias y difamaciones, escupiendo veneno sin reparo y afectando familias. El prestigio no se hereda, se gana, Raúl ha ganado el suyo en el escenario tenístico y un puñado de serviles incompetentes ni siquiera lo abollan. Quizá esperan que Alejandro Burillo tenga tiempo para ver sus vituperios teniendo tantas ocupaciones. Zurutuza ofrece resultados a MexTenis por eso está y sigue ahí, algo que sus detractores nunca podrán presumir porque aunque se vistan de seda…

GOLPE AL CORAZÓN DEL TENIS

Lo que es imponderable señalar es que la renuncia de Raúl Zurutuza resulta una puñalada en el corazón del tenis mexicano, porque en la comunidad tenística había al menos una luz de esperanza, con una persona que sabe del deporte, aunque en medio de tanto oportunista y vividor, sin duda la labor hubiera sido titánica.

Hoy, esos innombrables se frotan las manos para ver si llevan al “golpeador” de entrenadores o a algún otro a la silla de la ATCDMX y copar todos los espacios. ¡Y lo que falta! Ya incluso hablan, con fanfarrias y espanta suegras, de una asamblea extraordinaria y de quién “suena” para ocupar el cargo… Quizá hasta quieran llevar al que sustrajo 100 raquetas de minitenis de la bodega de la ATCDMX, las cuales se utilizaban para difundir el deporte en la capital y que hoy atesora en su guarida personal o quizá ya hasta las vendió, una vergüenza.

El futuro se ve incierto. Aún falta por ver quiénes más se van con Zurutuza o quienes se quedan a capotear el temporal. Y a todo esto que dirán los clubes de la CDMX, tomarán el toro por los cuernos o meterán la cabeza en la arena, como los avestruces. Y que dirá quien ahora se queda al frente de la ATCDMX, Javier Rincón Gallardo –quien desde los apellidos lleva la responsabilidad- ¿Permitirá que lo sometan o resultará el líder que esperan los tenistas capitalinos? Solo el tiempo lo dirá.

Comments are closed.